Instantáneas literarias II

“Try to learn to breathe deeply, really to taste food when you eat, and when you sleep, really to sleep. Try as much as possible to be wholly alive with all your might, and when you laugh, laugh like hell. And when you get angry, get good and angry. Try to be alive.”

— Ernest Hemingway

tumblr_mgdgam7pED1qdwo7go1_500

Fotografía de Hannes Kilian, 1955

Anuncios

Efecto cinema

Joe Wright
Anna Karenina, 2012
Cinematografía: Seamus McGarvey

Pocas son las veces que al hablar de cine lo hacemos fuera de los márgenes del “me gustó” o el “no me gustó”. Tratamos la trama y los personajes y, sobre todo, el nivel de entretenimiento o tedio en el que nos ha sumido el filme. A veces hablamos de la fotografía (sin saber exactamente qué es, pero lo hacemos) y ocasionalmente se habla de la música.

Sin embargo –y creo que no me equivoco-, nuestra memoria también evoca las tonalidades de la película en cuestión. Recordad las tonalidades azules y frías deMemento o las cálidas y ocres de Eyes Wide Shut, sin tener que llegar al extremo de la trilogía Tres colores: Azul, Blanco y Rojo, en las que el color que destaca en la cinta es el de cada título, en todas las películas existe una paleta de colores que nos sumerge dentro del mundo que cada cineasta ha querido crear para una historia en concreto.

En el cine, el trabajo de color no es una cuestión de formalismo, colorismo o manierismo. Los filmes no se recargan con muchos y variados colores, sino que, lejos de eso, los grandes cineastas limitan los colores de sus obras, los organizan y depuran. Para cada película se definen unos colores predominantes y así crean un universo cromático que la caracteriza: es su paleta cromática. Las paletas cromáticas de las películas, en general, no tienen una significación o un valor simbólico, sino que contribuyen a organizar el mundo del filme. A veces, los cineastas crean las paletas cromáticas a partir del deseo de transmitir unas sensaciones, ambientes o atmósferas; otras veces, las elecciones provienen principalmente de un criterio estético.

La diseñadora gráfica Roxy Radulesco hace un trabajo formidable al respecto, un tesoro de los que se encuentran en Tumblr y debéis visitar. Su espacio esMoviesincolor, donde cuenta que con la ayuda de Photoshop creó las imágenes que os dejo hoy en el post, las cuales nos permiten observar cuáles han sido las paletas de colores elegidas para las películas más emblemáticas de los últimos tiempos.

tumblr_miyeh6a0xU1s6aghro1_1280

Paul Thomas Anderson
The Master, 2012
Cinematografía: Mihai Malaimare Jr.

Leer más en The Best & The Brightest…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.