La habitación

En la película El enigma de Gaspar Hauser (Kaspar Hauser – Jeder für sich und Gott gegen alle, Werner Herzog, 1979), un joven que ha pasado toda su vida encerrado en una especie de cueva o establo es abandonado en una plaza de Nurenberg. El joven, él es Gaspar, que carece de cualquier conocimiento humano —no sabe hablar, tampoco camina, no tiene modales y no sabe relacionarse—, queda a expensas de las autoridades del lugar y además se convierte en una atracción para todos los ciudadanos. Más tarde, un aristócrata se hace cargo de él, ofreciéndole, además, una educación suficiente para que pueda integrarse en sociedad. Cuando a los dos años de este momento Gaspar y su tutor pasean por la ciudad, descubrimos que el joven no sólo sabe comunicarse y ha aprendido a hablar, sino que su intelecto es notable. En ese paseo se tropiezan con una gran torre, y a Gaspar le parece gigantesca. El tutor le dice que ahí fue donde vivió cuando llegó a Nurenberg, sin embargo, Gaspar se muestra incrédulo ante tal revelación: eso no puede ser, porque cuando estaba en la habitación, mirara hacia donde mirara, sólo había habitación. 

—Si miraba al frente había habitación, si miraba hacia atrás ahí estaba la habitación. Si miraba a la derecha, la habitación; si lo hacía a la izquierda, otra vez la habitación.

Ahora, desde afuera, si mira a la torre ve la torre, pero si gira sobre sí 180 grados la torre ya no está, desaparece, y lo que queda es el exterior, el resto del mundo, más allá de donde le llega la vista. Y concluye: 

la habitación es más grande que la torre.

Veía esta película hace unos días cuando me descubrí tragándome mis propias lágrimas en ese momento del metraje. La reflexión os la dejo a vosotros, pues la metáfora sirve para hablar de la enfermedad, la globalización y hasta de la testadurez; los sentimientos quedan en el aire; y la emoción se la presto a este blog.

  
The bedroom window, Vilhelm Hammershøi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: