Sobre(el)salto

Salta a la comba la niña bonita que habla con el barquero en el patio del recreo, saltan las rejas los almonteños devotos y con los botos puestos. Salta a la cuerda Balboa para un combate de boxeo, como los ojos del tigre saltan antes que sus patas sobre la gacela.

El salto de cama de aquella joven que se metió en líos de sábanas con aquel torero del salto de la rana. El descubrimiento de Goethe sobre la imposibilidad de saltar sobre su propia sombra, aunque en un salto de sueño, así como en un salto de tiempo, te permitiera hasta besarla. El San Pedro de Erasmo de Rotterdan se alegra de que su puerta no sea fácil de saltar, es casi tan difícil como saltar el precipicio del principio en el amor, ese salto que Sartre aconsejaba no pensarse dos veces. El salto que te lleva al otro lado donde se encontraba la risa de la amada de Cortazar.

tumblr_ngag1qCQ3I1t6bh5fo1_500

Se salta de un coche en movimiento por error de juicio, otros saltan por el mismo motivo para olvidar, saltan a la destrucción, al caos. Pero también se salta por un rebote, tres o cuatro veces incluso, como hace Dennis Rodman: ganan por dos, pero ganan. Beethoven hacía saltar los corazones y las lágrimas, a hombres y a mujeres, que e veces saltan de alegría y otras saltan de dolor. Saltan algunos desde el trampolín de las malas conciencias hasta la filantropía, que diría Steinbeck. Y el evento impensado, que podría saltar o no de improviso, ese que crees que te hará saltar por los aires, no era para Azorín importante en sus días por Madrid.

Salta el saltamontes, la liebre, la cabra, la rana y la pulga pensando en el aterrizaje y no en el salto. Saltamos nosotros esperando la variación, la explosión, el giro. El salto del Ángel, dar el salto, con pértiga, de altura, de longitud. Salto corto, salto largo, medir las distancias y decidir. Saltan chispas entre tu cara y la mía, entre tú pensar y el mío. Sobrevivir a salto de mata, o progresar de un gran salto… ¡Ay, me saltó el corazón! Descuida, que en un salto regresa a su sitio, para dar otro salto mortal, con tres piruetas, un tirabuzón, media voltereta y aún no se destruye; siempre cae de pié.

tumblr_ngcqb22wwh1r2yk5fo1_500

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre(el)salto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: