El cine como actividad [¿siempre?] social

Nunca he ido sola al cine, pero a veces deseo hacerlo. Y no sólo por el mero hecho de no tener que ponerme de acuerdo con mi o mis acompañantes, sino porque ver una película en el cine, yo solita, es algo que me atrae sobremanera. También por darme a mí misma la oportunidad de ver las películas que sé que no me van a acompañar a ver –y que por ello nunca he visto en el cine– o también por hacer por primera vez algo nuevo sin que tenga que ser una gran hazaña.

Leía que Alfred Hitchcock decía que “una película era buena si el precio de la cena, el de la entrada al cine y el de la niñera habían merecido la pena” cuando pensaba en esto. Sinceramente, en mi caso sólo tendría que apreciar el precio de la entrada y sólo en ocasiones el de la cena, pero ni por esas podría decir que una película es buena teniendo en cuenta esos valores. Está claro que Hitchcock bromeaba (estoy descubriendo que tenía un grandísimo sentido del humor), pero al pensar en esta frase y ese deseo que os comunicaba, me he parado a recapacitar sobre lo que una película tiene que tener para que yo la considere buena y he caído en la cuenta de que sí: la compañía importa.

IMG_0575.JPG

Recuerdo a un amigo que decía que, como el que va a ver un partido de baseball al estadio, él iba a beber cerveza. ¿De verdad?, le pregunté, así que me invitó a hacer la prueba. Elegimos “Extrañas coincidencias” –nunca lo olvidaré– y del resto casi no me acuerdo. Sólo que la película me pareció un horror, necesitaba ir al baño y que luego nos fuimos de fiesta. ¡Una y no más! Pero eso sí, fue inolvidable. Recuerdo también a un excompañero de trabajo que decía que sólo iba al cine a ver zombies, tiros y algo que le haga pasar miedo, que si la película tiene mucha trama se aburre. Con él no fui nunca. Y luego están los que dicen que “Ocho apellidos vascos” es lo mejor del año. ¿Cómo no va a importar la compañía? (Y algo que me encantaría saber: ¿qué es para ellos el cine?)

Si lo pensamos bien, es muy posible que lo que puede que sea para ellos el cine es lo que hace que yo no vaya sola al cine, es decir: es una actividad social. ¿Lo es realmente?

Salir a cenar, salir de copas, ir a conciertos de rock, hacer una excursión al campo o pasar el domingo en el club de golf son actividades que de algún modo comprendo que son mucho mejor compartidas, y que por ello se dan casi siempre así. Pero no llego a comprender el motivo por el cual entendemos de la misma manera el cine

.IMG_0577.JPG

Sólo era un pensamiento nocturno –y un poco taciturno– para el que no tengo respuesta aún, aunque espero tenerla cuando por fin viva la experiencia; iré informando. Pero de momento, ¿tenéis alguna respuesta vosotros?

Anuncios

3 pensamientos en “El cine como actividad [¿siempre?] social

  1. Porque el cine se ha vuelto algo comercial. Si lo que deseas es vivir una experiencia interna única y asombrosa, la película tiene que estar a la altura de lo que cococemos como Arte. El problema es que, en el cine, ya quedan muy pocos autores con estilo propio, y las películas se parecen mucho unas a las otras.

    • Esta mañana pensaba un poco en esa linea. Y además me preguntaba si, además de lo que dices, el cine no se considera por la mayoría Arte. Vamos a exposiciones o museos solos con la intención de saborear lo que vamos a experimentar, sin embargo con el cine no es así.
      Realmente una pena.

      Gracias por comentar.

  2. Yo lo he hecho muchas veces y me gusta más ir solo que acompañado. Casi siempre encuentro algo inspirador en las películas que veo y detesto que me hablen justo al salir de la sala. Necesito unos minutos para procesar lo que he visto y llegar a mis propias conclusiones.

    Creo que el cine fue forzosamente social en sus comienzos. Si querías ver una película, la única opción era juntarte con otras 100 personas. Más aún si se trataba de un pueblo pequeño sin otro tipo de entretenimiento. No creo que el aspecto social del cine sea algo natural, más bien obligado.

    Recuerdo que en los 80, si la película era buena toda la sala aplaudía. Siempre me sorprendió ese homenaje a un grupo de personas que no estaba allí para oírlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: