Y tú, ¿sueñas?

No paramos de soñar. Soñamos despiertos y dormidos; trabajando, estudiando, aprendiendo. Sueño yo, también, ahora que escribo.

¿Pero cómo hacer esos sueños realidad? ¿Cómo hacer que algo deseado no sea sólo pensado?

Lo que ocurre es siempre lo imprevisto, lo improvisado. Lo planeado ocurre también , pero no como se soñó. ¿Son nuestros propios sueños los que frustran nuestra realidad?

No se sueña con el dolor, no se sueña con el llanto ni con las lágrimas. Nadie tiene esperanzas o expectativas en lo oscuro y lamentable. De ese modo, somos los peores previsores y es así esto más inesperado por no ser soñado.

¿Soñar es igual que haberlo vivido y por eso no se repite? Soñar es vivir en lo onírico y la vida es vivir la realidad. Y como ya saben: nunca se vive dos veces.

20140726-013235-5555842.jpg

Anuncios

3 pensamientos en “Y tú, ¿sueñas?

  1. Sé a ciencia cierta que el día que perdí mi fuego interior fue el día que dejé de soñar despierto. Ojalá pudiera volver a hacerlo. Los que no soñamos despiertos, ¿somos adultos, viejos o muertos?

    • No estoy segura de qué es lo que ocurre cuando se deja de soñar despiertos; pero lo que está claro es que existe conflicto entre la realidad y las expectativas.
      Ojalá vuelvas a hacerlo. Ojalá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: